Stegos

Sus fronteras naturales son las montañas de Tors, La Marca Verde y el mar, haciendo frontera con las Estepas de Nomen hogar de los centauros. Los ríos que bajan procedente de los deshielos de los Tors hacen que las tierras próximas sean fértiles para el cultivo, al tener cerca el mar existen pequeñas poblaciones costeras que viven de la pesca, aunque no han desarrollado un gran flota de barcos, ni han hecho un puerto para el comercio. En el interior no hay grandes accidentes geográficos, casi todo son llanuras, lagos que se producen por los ríos subterráneos de Tors y es frecuente encontrarse zonas de bosque pero ninguno de un gran tamaño.

Antiguamente la capital o ciudad más grande llamada “Riol” estaba en la costa, pero se desplazo a la nueva fortificación de Cinco Picos tras la llegada de Eon. El sistema que rige es el feudal, señores y vasallos, así pues tras la proeza de Eon todas las casas de nobles lo aceptaron como el nuevo rey, jurándole obediencia y siendo depuesto el monarca existente, pasando a ser otra familia noble más.

La religión oficial es el culto a la Triada, los druidas van y vienen por las distintas poblaciones de stegonitas, sin llegar a quedarse mucho tiempo, nunca se sabe cuando aparecen o se marchan. Se sirven de las bestias de la naturaleza para desplazarse sin llegar a ser de su propiedad, bien pueden ir acompañados por un caballo, lobo, jabalí, cuervo, ardillas, hurones….. a su llegada se suelen oficiar las bodas, ritos funerales, ayudan en los nacimientos, alivian enfermedades y heridas de los aldeanos. No tienen un lugar específico para las reuniones entre druidas, pero a veces se ven por la noche bosques con brillos y destellos.

Cinco Picos
La fortaleza se encuentra en un valle al Norte de los Tors, rodeada por una cordillera. Empezó siendo un puesto de guardia pero fue creciendo tanto que ha llegado a sobrepasar un rio que pasaba cerca, quedando envuelto. Tiene altos y anchos muros dispuestos en cuadrado, de cada esquina sobresale una torre y en el centro, en el castillo está la torre central, más alta que las demás donde vive la familia real. La casas de los ciudadanos están dentro de los muros y se desarrollan toda clase de oficios. La zona más adinerada se encuentra en la parte más próxima al rio y centro.

Está permitido llevar armas en toda la ciudad salvo en la Torre del Rey donde solo la guardia puede portar armas. Su fuerza militar está compuesta por guerreros que llevan largas lanzas o picas, las cuales han aprendido a usarlas con soltura y practicar formaciones de combate. La unidad de élite son los llamados “Eonitas”, guerreros con lanzas mágicas con las que descargan un rayo y van montados sobre un grifo, no son muy numerosos, pero son los encargados de mantener la paz del reino sobrevolando los cielos, también tienen las funciones de escoltar a los invitados del rey en el trayecto de ida y vuelta a sus hogares.

Stegos

El Nacimiento de un reino rodiyor rodiyor